Segovia

Atesora uno de los más impresionantes conjuntos románicos de toda Europa, conserva un magnífico y bien conservado Acueducto, emblema grandioso que dejaron los romanos a su paso por Hispania y luce, en lo alto de un cerro, un castillo de cuento de hadas: el Alcázar. Segovia bimilenaria desafía al tiempo para mirar al futuro con el rico bagaje de su historia, ante la que decenas de miles de viajeros sucumben cada día admirándola.

Localización de la ciudad

segovia

Situada al norte de la gran cordillera que divide en dos la meseta central de la península Ibérica, Segovia es una de las nueve provincias que forman la Comunidad de Castilla y León. Ocupa una superficie de 6.949 kilómetros cuadrados que se reparten en forma desigual y con una diferencia de altitud próxima a los 2.000 metros, sierras, planicies y valles. Limita al norte con las provincias de Valladolid y Burgos, al este con Soria y Guadalajara, al sur con la Comunidad de Madrid, y al oeste con Ávila. Tiene una superficie de 6.796 km², siendo la provincia de menor extensión de Castilla y León. Su capital es la ciudad homónima de Segovia. Cuenta con 155.517 habitantes.

Arte y patrimonio histórico

La ciudad de Segovia, la del Acueducto y el Alcázar, plagada de fortalezas, palacios renacentistas y templos románicos, constituye una de las tres ciudades de Castilla y León declaradas Patrimonio de la Humanidad.

El poblamiento de Segovia es antiguo. En el lugar que hoy ocupa el Alcázar existía un castro celta. Durante la época romana pertenecía al convento jurídico de Clunia. Se cree que la ciudad fue abandonada tras la invasión islámica. Tras la conquista de Toledo por Alfonso VI de Castilla, el yerno del rey Alfonso VI, el conde Raimundo de Borgoña, junto con el primer obispo de su reconstituida diócesis, el también francés Pedro de Agen, empieza la repoblación de Segovia con cristianos procedentes del norte de la península y de más allá de los Pirineos, dotándola de un amplio concejo cuyas tierras cruzaban la sierra de Guadarrama e incluso la línea del Tajo.

Ocio y gastronomía

Segovia se convirtió en la primera mitad del siglo XX en uno de los referentes floridos de la gastronomía española, en un reino iluminado que, en el transcurso de unas décadas, transformó las hambrunas padecidas por muchos de sus habitantes, por la imagen de una mesa colmada de frutos deliciosos. El más emblemático de esos frutos es el cochinillo, ese tostón dorado y crujiente, abierto en canal, que los hosteleros ofrecen en fuente de barro. Y, junto a él, compartiendo corona de rey se alza el lechazo de cordero asado, tan arraigado en las comidas rituales de una provincia agrícola y pastoril.

Platos típicos de Segovia:
  • Cochinillo asado
  • Lechazo asado
  • Sopas de ajo
  • Judiones de la Granja
  • Ponche segoviano

Cerca de la ciudad

Sus principales monumentos son:

El recinto amurallado. Una muralla de la cual aún se conservan 3 portadas y varias portezuelas, conservada íntegramente(a excepción de dos puertas) y que rodea "por completo" el casco antiguo.

El acueducto romano

El alcázar medieval: Palacio fortaleza que fue sede del Reino de Castilla

El conjunto de iglesias románicas, donde destacan San Esteban, San Millán, san Martín, La santísima Trinidad, San Andrés, San Clemente. Santo Justo y Pastor y San Salvador en el barrio del Salvador. El románico en Segovia se expresa en piedra y ladrillo.

La catedral gótica, con su elegante color amarillo-caliza, con sus numerosos pináculos y su esbelta torre.

La arquitectura civil, con abundantes antiguos palacios medievales con fachadas, portadas, patios de columnas, escudos y torreones. Pudiendo destacar: diversas portadas en la calle Daoiz, La casa del Sello en la calle San Francisco, La casa-Museo del Torreón de Lozoya, en la Plaza de San Martín, La casa del siglo XV (O de Juan Bravo), la Casa de Conde Alpuente (Fomento), la casa de los Picos y otras de la Calle Real.

La arquitectura civil tradicional con el estilo propio de tejados segovianos de teja y con la típica decoración de esgrafiados en las fachadas.

Las iglesias y conventos extramuros de la Vera Cruz, monasterio de San Antonio el Real, Monasterio del Parral, El Cristo del Mercado.

El barrio exterior de San Lorenzo, junto al río Eresma, con su plaza porticada en ladrillo y piedra y su iglesia románica.

La judería: Barrio, antigua sinagoga (ahora iglesia del Corpus Crhisti), y cementerio judío en el pinarillo, con su centro de interpretación en el palacio de Abraham Senyor.

La Casa de la Moneda, El más antigo edificio industrial de Europa.

Otros lugares de interés:

"La Segovia verde", el recinto amurallado situado en la confluencia de dos ríos (Eresma y Clamores) está rodeado por zonas verdes. Un auténtico oasis en la amarilla llanura castellana.

El perfil de la ciudad, con el acueducto, el alcázar, la catedral y las torres de iglesias y palacios, recortado, con la sierra de Guadarrama detrás y uno de los cielos más azules de España no han de perderse de ver desde el mirador del terminillo de La Lastrilla.

La taberna más antigua de la ciudad data de 1861 y se trata de La Taberna Rubi, situada en plena Plaza Mayor.

Imagen bloque portada: 

Ubicación

Javascript is required to view this map.

El tiempo en Segovia