Salamanca

salamanca

Salamanca (158.457 hab.) es conocida en todo el mundo como una ciudad de cultura, y universitaria por excelencia. Sin duda, esta venerable ciudad erigida sobre el río Tormes encierra en su amplio casco histórico, construido con esa piedra amarilla que le da su color tan especial, una gran parte del alma de la cultura hispánica. La ciudad, por su ambiente estudiantil, tiene un carácter especialmente abierto, cosmopolita y acogedor, joven y festivo. Disfrutar en Salamanca es sentarse a tomar algo en una de las terrazas de la Plaza Mayor, la más grande y sin duda una de las más hermosas de España, observando a los que por allí pasan o se reúnen. Pero pasear por Salamanca es también un placer para el amante del arte, por la monumentalidad que ofrece la ciudad en su conjunto: visitar sus dos Catedrales o San Esteban, y admirarse con las obras de arte que en ellas se encuentran, pararse frente a la fachada de la Universidad para encontrar la famosa rana, o encontrarse en una esquina con la original Casa de las Conchas..., siempre al alcance de un paseo. Salamanca, por su tradición universitaria especializada en la Lengua Española, ha sido siempre fuente del saber y de metodología en torno a su enseñanza. Sin duda, algunos de los mejores profesores de español se encuentran aquí. Para estudiar en Salamanca, pasar un tiempo aprendiendo español y viviendo la ciudad y los alrededores, tienes opciones muy diferentes. A la opción universitaria se añaden un amplio número de escuelas, y cada una, con sus características y toques particulares, harán de tu estancia y tu aprendizaje un placer.

Localización de la ciudad

Su extensión geográfica es de 12.336 km², lo que la convierte en la tercera provincia de Castilla y León después de León y Burgos. La altitud media de la provincia es de 830 m sobre el nivel del mar. Actualmente la provincia cuenta con 352.414 habitantes, de los cuales 160.331 (un 45%) vive en la capital, Salamanca, situada a orillas del río Tormes.

Arte y patrimonio histórico

Sería muy extensa la lista de monumentos históricos que se reparten por Salamanca, y no es necesario extenderse: los rincones, las plazuelas, siempre con grandes monumentos a la vuelta de la esquina, valen de por sí una visita pausada la ciudad. Sí merece una mención el original Museo de Art Nouveau y Art Deco, alojado en la Casa Lis, un bello edificio modernista de 1905 con bellas colecciones de porcelanas, artículos decorativos y juguetes de época. Salamanca fue declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998, y en el año 2002 ha sido un festival de todas las manifestaciones del arte con su designación como Capital Europea de la Cultura.

Ocio y gastronomía

Esta ciudad tiene además una fantástica gastronomía, y Salamanca es una ciudad para el “tapeo”. Os recomendamos empezar con unos aperitivos a base de los famosos embutidos de cerdo ibérico, o probar el hornazo (la empanada típica, rellena de carne y huevo). Para el almuerzo, unas sabrosas lentejas de La Armuña, y un buen chuletón de vaca Morucha, finalizando, si aún podéis, con el “bollo maimón”. El ambiente nocturno, como no podía ser menos en una ciudad estudiantil, es insuperable.

Platos típicos de Salamanca:
  • Calderillo bejarano
  • Lechazo asado
  • Limón serrano
  • Hornazo
  • Lentejas de La Armuña

Cerca de la ciudad

La provincia de Salamanca tiene muchos lugares interesantes para recomendar. Arribes del Duero, la comarca en la que el río Duero hace frontera con Portugal, muestra un paisaje virgen entre impresionantes caídas de agua. Esta zona ha sido declarada recientemente Parque Natural. Al sur de la provincia, los paisajes de la Sierra de Béjar dan paso a la Sierra de Francia y a las famosas Batuecas donde se encuentran pueblos tan típicos como La Alberca. Muy cerca de Salamanca se encuentra Alba de Tormes, cuna de Santa Teresa, que transmitirá a los amantes de la literatura clásica española el espíritu de su mística. Merece también una visita la localidad de Ciudad Rodrigo, en la que se celebran varias fiestas de interés turístico y muestras del folklore salmantino, y en verano el Festival de Teatro de Castilla y León. Mención especial merece la Vía de la Plata, antigua calzada romana que unía el sur de España con el norte, evolucionó más tarde en ruta Jacobea y se ha convertido hoy en día en ruta turística de gran interés. Curiosamente su nombre no procede del precioso metal sino del término árabe "Balata" que significa "camino empedrado". Esta vía atraviesa además las provincias de Zamora y León.

Más información sobre turismo en Salamanca

Imagen bloque portada: